Érase una vez…

Publicado por Edu Basterra el 22 de octubre de 2013 en: Novedades

Amas de Casa y la década de los 80

A partir de entonces, y una vez liberado del lastre que suponía el control de tus padres, comienza otra etapa en mi vida en la que empiezas a tomar tus propias decisiones en cuanto a tu carrera artística. De tocar versiones de otros músicos a tocar tus propias canciones. Mi banda por aquel entonces era Amas de Casa. Un conglomerado de músicos de varias tendencias. Por mi parte, aportaba elementos de rock sinfónico y jazz. Por parte de otros, de tecno-pop y más actuales.

En el pub Intermezzo en L.A.

En el pub Intermezzo en L.A.

El llamado Rock Radical Vasco, nos barrió de forma fulminante del panorama musical vasco. No había un hueco por donde poder expresar todo lo que habíamos aprendido a tocar escuchando bandas de los 60 y 70. El Blues, Rythm&Blues, Soul, Psicodelia y Rock Sinfónico que comandaron gran parte de la escena musical durante muchos años empezó a declinar en la segunda mitad de los 70 por el empuje de nuevos movimientos como el Punk, la New Wave o el Tecno-Pop. En Euskadi en concreto, triunfó el RRV, bien por ser todavía una sociedad industrial en la que caló más hondo el mensaje aguerrido de grupos cañeros, bien porque el nacionalismo imperante en la zona no reparaba en gastos a la hora de promocionar cualquier grupo, mayormente punk o en esa onda, para hacer proselitismo de su causa.

Nuevas formas, nuevas modas y nuevos modos en los que casi nunca me vi reflejado. Para mí no se trataba de ver quién era más moderno o más siniestro o más punk, simplemente había escuchado auténticas joyas musicales que han resistido al tiempo y yo quería hacer lo mismo, con el mismo sonido, con la misma actitud musical. Al fin y al cabo también entendía la música de la que se alimentaron mis bandas favoritas: Elvis, Muddy Waters, Miles Davies, Duke Ellington, los mismos Beatles o clásicos que influyeron en el rock Sinfónico o en bandas sonoras de películas, como Ravel, Debussy, Bartok o Holst. Pero aquello se acabó de repente. O estabas en la onda o no te comías nada, así de claro. Personalmente sufrí la Movida Madrileña, que a excepción de un par de bandas y unas cuantas buenas canciones, no me atrajo nunca, ni su look ni su sonido ni su contenido social. Podría decir lo mismo del RRV.

La formacion original ensayando en Portugalete

La formacion original ensayando en Portugalete

Aun así, Amas de Casa era una buena banda, había buenos músicos y se dejaron grabadas unas cuantas canciones. Hubo una que sonó en los 40 Principales durante algún tiempo. Nuestro show consistía en salir disfrazados sin mostrar una imagen concreta o un estilo musical definido, tocando piezas surrealistas o descaradamente comerciales, pero siempre con espacio para los solos y temas instrumentales. En general lo pasamos bastante bien mientras pudimos resistir como banda, compartiendo escenario con Rufus, Fase, Los Santos, Lavabos Iturriaga, Zarama, Como Huele, Los Impecables, Isidoro y su colección de Puertas Plegables, etc.

Que yo recuerde, estos son los músicos que participaron en Amas de Casa a lo largo de las diferentes etapas: En la formación inicial estábamos Jorge Hernández a la batería (ahora en Los Fastuosos de la Ribera), Fernan Arancón a la guitarra, Bego Atutxa a los coros, Carlos Miguel al bajo (que trabajaría con los Santos tocando la batería) y yo a la guitarra y voz principal. Más tarde se unieron Javi Urréjola al saxo y Germán Ors a la guitarra. Marcelo Hormaechea sustituyó a Carlos Miguel al bajo y Alex Blasco se unió a nosotros con los teclados. Edu Arístegui, que moriría años más tarde en un trágico accidente, sustituyó a Javi Urréjola al saxo. Mención especial a Erik Berton que salía a cantar un tema con nosotros “Soy un animal”.

En Aste Nagusia en el 83, Plaza Nueva

En Aste Nagusia en el 83, Plaza Nueva

Pero las cosas no iban bien y no conseguimos consolidarnos, así que busqué refugio en el jazz, que nunca terminó de desaparecer (esta vez bajo la cara del funk y la fusión), mientras me iba haciendo un hueco como músico de estudio y bajista de directo para otras formaciones musicales, mayormente cantautores vascos que aguantaron el tirón del RRV. Toqué para Itziar Eguileor, con quien grabé mi primer álbum, Ruper Ordorika, Juan Carlos Perez (Itoiz), Kepa Junkera, Enbor, Iñaki Basabe y Gontzal Mendibil. Con este último trabajé varios años llegando a grabar en tres de sus álbumes. Los músicos que participamos en estas grabaciones fundamos INFUSSION, banda de jazz fussion que nos dio cierta notoriedad en la escena musical del momento, llegando a grabar disco, ganar tres concursos a nivel nacional, tocar en algunas ciudades españolas y alguna por el extranjero, y participar en un programa de televisión, “Rifi Rafe” dirigido por Antxon Urrósolo, durante 150 programas en Donosti y en Madrid. Os contaré algún día la historia de esta banda.

Comentarios (2)

  1. La epoca que estuvimos tocando en trio (Tú, Jorge y yo al bajo), fue de lo mejorcito de aquella época. A ver si te hago llegar alguna foto en la que estamos los 3. Un abrazo
    Marcelo

  2. Eramos un trio potente. Me encantará ver alguna foto de entonces (sobre todo porque me veré delgado). Un abrazo