Érase una vez…

Publicado por Edu Basterra el 18 de junio de 2013 en: Novedades

En el instituto

Más o menos empecé en 1975, a los 16 años, en el instituto. Recuerdo perfectamente en donde salí por primera vez a un escenario, sólo como cantante.
Fue en el colegio San Francisco Javier, de Santurce. Todavía no sabía tocar ni el bajo ni la guitarra. Mi primera canción “Oye como va” de Santana. La banda, los Hepton Silver Blue. Cantaba la frase “oye cómo va, mi ritmo, bueno pa’ gosar, mulata” dos veces, me retiraba entre bastidores, el guitarrista hacia un sólo de 10 minutos y yo volvía a salir a cantar la frase y se acababa la canción. No es un gran comienzo, pero por algún sitio había que empezar.

Una vez comenzada la aventura me apresuré a aprender a tocar el bajo eléctrico, prestado por algún colega, hasta que me hice con el mío. Un bajo de marca JOMADI que eran las iniciales de José María Diéguez, un tipo que tenía una tienda de instrumentos musicales en Bilbao, y fabricaba sus propias guitarras. Toscas, con un diseño poco atractivo pero robustas y que sonaban bien. Con ella tiré hasta que me compré mi primer bajo Fender Jazz Bass. A lo largo de todos estos años he tenido otros bajos, pero con este es con el que mejor me he arreglado. Un sonido simple, profundo y redondo, ocupando las frecuencias justas. Ni un herzio más ni un herzio menos.

Edu en el instituto

Como era habitual, las bandas por aquel entonces duraban poco. Rara es la que duraba años. El egocentrismo de algunos artistas, sus noviazgos, las envidias o simplemente la propia incapacidad para tocar correctamente un simple tema daban al traste con algunos proyectos, algunos de ellos con tan sólo un ensayo o un concierto de duración. Muy parecido a cómo se formó el universo.

Y como tal, algunos proyectos se consolidaron, llegando a tocar en varios sitios cada vez con mejor equipo. Conociendo a otros músicos e intercambiando ideas y sensaciones. De dinero mejor no hablamos. Yo no me quejo, porque la mayoría de las veces cobrabas algo de pasta y si no, cobrabas en especias. Pero me estafaron más de una vez, y cómo no, espabilas y empiezas a entender cómo funciona el mundo de la oferta y la demanda en el negocio del showbusiness. De los promotores, mejor no hablar. Sólo diré que alguno de los que llegué a conocer era humano.

Comentarios (12)

  1. ¿No vas a contar nada de Pepe Joe y Los Cerdos Esquizofrénicos, N.P.I., o Capitan Focke band? (que es donde coincidimos)

  2. Interesante saber de las andanzas de un superviviente. Seguiré atento.

  3. Quiero más

  4. Que bueno que empecemos a saber como hemos llegado hasta aqui,quiero mas porfa…..gracias .Maestro.

  5. Muchas gracias por tu comentario Valentin. Me alegra saber que te interese mis inicios y andanzas por el mundo de la música. Ya estoy trabajando en una segunda entrada, así que en breves verá la luz. Un saludo.

  6. Muchas gracias por tu comentario José María. En breves podrás leer más anécdotas y curiosidades. Un saludo

  7. Gracias por tu comentario Alberto. ¿Cómo estás? Poco a poco iré contando más cosas… ya estoy preparando una segunda entrada, quizás en ella hablo de lo que me comentas… Un abrazo.

  8. Gracias Xuxo por tu comentario. Me alegra saber que estarás atento a lo que vaya escribiendo. El siguiente post lo publicaré próximamente.

  9. Me ha encantado el resumen del primer tema. Clásica estructura musical adolescente. Dos frases, punteo “flipante” para uno mismo y frase final. El resto son florituras. Bravíssimo.

  10. Jon gracias por tu comentario. Lo prometido es deuda, próximamente escribiré una segunda entrada. Un saludo

  11. JOPE TIO,QUE RECUERDAZOS Y LA VERDAD QUE CON TANTA CHAPUZA HACIAMOS ROCANROLL Y LO VIVIAMOS,COSA QUE HOY EN DIA LA GENTE MUCHA TECNICA PERO POCO SENTIMIENTO.UN ABRAZO BAXTER Y SORPERSON POR ESTO TUYO,AHH ME LO CHIVÓ PEPE JOE

  12. Así es Charlie, pocos medios y mucho corazón. Pero nos lo creíamos, salías al escenario y te lo creías. Otra cosa es cómo sonabamos. Ay, si supieramos entonces lo que sabemos ahora…
    Por cierto, los Thuggs tendrán unas líneas un dia de estos. Un abrazo on the rock.